REFORMAS – No te la juegues. Confía en un Profesional

,

 

REFORMAS. Confíalas a un profesional.

Cuando te decides a reformar tu casa, lo primero que uno piensa es en el dinero.

Desde luego el dinero es un punto importante pero no debería de ser el principal, sobre todo si se trata de una reforma integral o profunda.

Incluso en las obras pequeñas suelen salir sorpresas.

Técnicamente bien ejecutada

Sea cual sea el presupuesto que tengas, lo más importante debería de ser que la reforma esté técnicamente bien ejecutada.  En otro caso, nos podemos encontrar con sorpresas desagradables que normalmente aparecen meses o años después de que hayamos pagado el total de las obras.

La ley

Según la ley, la garantía para materiales en reformas nuevos es de 2 años y de prestación de servicios es de 6 meses. Lamentablemente,  la hora de la verdad es difícil de determinar si la causa del defecto es causada por la acción de la reforma, por vicios ocultos de la propia vivienda, o por un uso inadecuado de la misma.

El tema se complica si no se contrata a una empresa responsable, especializada y con solvencia, o si contratamos nosotros mismos a diferentes gremios para ahorrar unos euros. Lo más probable es que, en caso de problemas, sea difícil determinar quien cometió el error.

En la practica esto supone procesos de reclamaciones largos y costosos que muchas veces se abandonan por no compensar al daño causado.

La ética

Un buen profesional, te informará durante los trabajos de reforma de todo aquello que podría causar problemas en el futuro, incluso si no está dentro del alcance del presupuesto. Así mismo te informará de donde se puede ahorrar sin que sufra la calidad de los trabajos y no aprovechará la ocasión para cobrar precios abusivos.

Mens Sana in Corpore Sano

No debemos olvidar que la parte técnica (los órganos internos de una obra) debe de ser duradera y es la más difícil de reparar en caso de mala ejecución o materiales defectuosos.  Es en esta donde más debemos de tener cuidado cuando hacemos una reforma.

La parte estética (la piel), es importante porque  nos da la sensación de aprovechamiento del dinero gastado y es con la que vamos a vivir todos los días.  Pero si los órganos internos fallan, la piel habrá que cortarla para arreglarlos y en el peor de los casos demolerla para reparar.

Hay que tener en cuenta, igual que en una operación, que las reparaciones posteriores, o parches, no quedan nunca igual que nuevos.

Recomendación

Mi recomendación es que si piensas reformar,  busques un buen profesional, con local de exposición fijo, solvencia y con seguros Todo Riesgo Construcción y Responsabilidad Civil amplios, que domine todos los gremios de la reforma, no solo trabaje con ellos, te asesore en la parte técnica y sea honrado.

¡¡Huye de gangas o peor aún, de hacer tú mismo de constructor!!

Juan A. Valero. Director Bianco Construcción